Si te gusta correr o te has propuesto empezar a practicar running, es el momento de ponerte metas. Las carreras que te proponemos a continuación son algunas de las mejores del mundo así que empieza a planear tu próximo viaje en alguno de los destinos donde se corren. Enfúndate las zapatillas, cárgate de energía y elige algunas canciones motivadoras como estas. ¡Vamos!

  1. La más clásica: Maratón de Atenas
    Aquí empezó todo. Cuenta la Historia que el mensajero Filípides recorrió 40 km hacia Atenas en el 490 a.C. tras ganar la batalla de Maratón contra los persas para avisar de la victoria. Al pobre hombre solo le dio tiempo a exclamar “¡Hemos ganado!” antes de caer fulminado y morir. Su consuelo, al menos, podría ser que su hazaña se convirtió en eterna, ya que por él esta prueba recibió ese nombre y esa distancia. La prueba se recuperó en las primeras Olimpiadas de la Edad Moderna, en 1896 y desde entonces es un clásico de competiciones deportivas y populares de todo el mundo. Así que, ¿quién no querría hacer el recorrido original desde el campo de batalla de Maratón hasta el estadio olímpico de Atenas?Y una última curiosidad: los metros adicionales hasta llegar a los 42,195 km que dura la carrera se añadieron en las Olimpiadas de Londres de 1908, ya que esa distancia es la que separa el castillo de Windsor del estadio White City, así que se incluyeron para que la familia real pudiera dar la salida desde el castillo y presenciar la llegada desde el palco real del estadio.
  2. La más amistosa: Hood to Coast Relay
    Si te gustan los relevos tus amigos y tú estáis de enhorabuena. Esta es la carrera de relevos más concurrida del mundo, con una distancia de 317 km desde el monte Hood, el pico más alto de Oregón a Pacific City. La salida se realiza a las 6:30 de la mañana y la carrera se alarga hasta la noche, siendo el recorrido durante el día espectacular. La carrera consta de 36 tramos y la idea es hacer equipos de hasta 12 personas que vayan relevándose. Cada equipo puede llevar un máximo de dos vehículos y debe llevar su propia comida y agua, pues no existen puntos de avituallamiento. Suena divertido, ¿verdad?
  3. La que todos quieren correr: Maratón de Nueva York
    Esta es una de las carreras más importantes y multitudinarias del mundo. Más de 40.000 personas consiguen cada año una de las codiciadas plazas que se adjudican por sorteo entre más de 120.000 inscripciones. ¿El motivo de tanto éxito? Músicos en directo, escenario de varios récords mundiales, propuestas solidarias y… en Nueva York, claro, ¡NUEVA YORK!
  4. La más festiva: San Silvestre Vallecana
    El 31 de diciembre, para despedir bien el año, se celebra en muchas ciudades del mundo la carrera popular San Silvestre, una competición que aúna espíritu deportivo, diversión y buen rollo. Una de las más importantes del mundo (y la más importante de España) es la San Silvestre Vallencana, una carrera celebrada en Madrid que acoge cada año a miles de asistentes, algunos disfrazados, para despedir el año llenos de energía y vitalidad disfrutando de algunas de las calles más emblemáticas de Madrid sin coches y con luces de Navidad. Después, la cena de Nochevieja te sabrá mucho mejor, asegurado.
  5. La más laureada: Maratón de Berlín
    La maratón a la que se enfrenta Blanca Suárez en la película Perdiendo el Norte, es la más popular de toda Alemania. Se trata, cómo no, de la maratón de Berlín, una carrera que hasta hace no mucho no podía discurrir por toda la ciudad debido al muro que la dividía y que ahora, en cambio, es una de las más esperadas por miles de runners que quieren establecer allí su marca personal. Y es que el recorrido de esta carrera y su temperatura media (de entre 15 y 20º) son tan óptimas que aquí se han establecido seis récords mundiales desde 1998. Una forma ideal de superarte a ti misma…

    running2-oliveral

  6. La más antigua: Maratón de Boston
    Se trata de la maratón más antigua del mundo, cuyos creadores se inspiraron en la prueba de los juegos de Atenas de 1896. Desde entonces esta carrera, que se celebra el tercer lunes de cada mes de abril, atrae a corredores de todo el mundo, muchos de ellos profesionales, ya que se reparten jugosos premios en metálico para los ganadores. Tristemente, en 2013 fue noticia esta carrera después de que se produjera un atentado a 200 metros de la línea de meta, donde murieron tres personas y casi 200 resultaron heridas.
  7. La más fría (y dura): 6633 Extreme Winter Ultra Marathon
    A los 37 km de empezar la carrera, el corredor se adentra en el círculo polar ártico. Esta es tal vez la prueba más dura del mundo y solo un grupo selecto de atletas ha conseguido terminar la prueba larga. Y es que el recorrido por esta región es monótono, extremadamente frío (una media de -30º) y se complica en el tramo “Corredor de los Huracanes”, una zona con vientos tan fuertes que podrían levantar un camión. Por cierto, los últimos 190 km se corren sobre un camino cubierto de hielo. ¡Ánimo, valiente!
  8. La más multitudinaria: la Cursa de El Corte Inglés
    En abril de este año se celebró la 37 edición de esta carrera con un gran éxito de participación. Tanto es así que batió el récord mundial de ser la carrera popular con más corredores en la línea de salida, un total de 81.014, arrebatando el primer puesto a la que hasta este año era la carrera más numerosa, la Sun Herald City de Sydney, con 80.346 corredores.
  9. La más romantica: Los 20 km de París
    Con cerca de 30.000 participantes, esta es una de las carreras populares más famosas de Francia. Se trata de una competición que empieza y termina en la famosa Torre Eiffel y que recorre algunas de las calles más emblemáticas de la ciudad, incluyendo un tramo a orillas del Sena. Las medallas, como curiosidad, son diferentes cada año y suelen representar, cómo no, a la Torre Eiffel.
  10. La más europea: Ultra-Trail du Mont-Blanc
    Si quieres pisar suelo francés, italiano y suizo, la Ultra-Trail du Mont-Blanc te permitirá hacerlo. Esta es tal vez la ultra maratón más famosa y agotadora de Europa, un clásico para los aficionados al running pero una carrera tan dura que los corredores deben cumplir unos estrictos requisitos para participar en ella. Para que te hagas una idea, el récord femenino en llegar a la meta está en las 22 horas y media.